Publicado el

Cómo montar una obra de teatro

¿Tienes ganas de montar una obra de teatro? ¿No sabes cómo hacerlo? Éstos son los pasos que tendrás que seguir:

Busca un guión de teatro

La historia que quieras contar es la base para tu montaje. Puedes encontrar guiones de teatro en muchos sitios. Google es tu amigo y en Internet existen múltiples lugares donde conseguir guiones, incluida Tramody (guiño, guiño). También puedes conseguirlos en papel en librerías especializadas. Recuerda que generalmente necesitarás una autorización del autor para representarla, así como pagar sus derechos. Las obras de Tramody están exentas de derechos si van a ser representadas sin ánimo de lucro. Si no, deberías adquirir bonos de representación. En el caso de otras obras españolas, probablemente tendrás que conseguir una autorización a través de la SGAE, que para representaciones aficionadas suele quedarse con un 10% de la taquilla en concepto de derechos. Si nada de lo que hay por ahí te convence, siempre puedes escribir el guión tu mismo.

Recuerda que el guión debe ser factible de representar, dentro de tu contexto y posibilidades. Si es la primera obra que vas a montar, no empieces por un musical que requiera una banda en directo más un elenco de actores que además canta y baila. Empieza mejor por algo sencillo, una obra corta con pocos personajes.

Elige el elenco de actores (y adapta el guión a ellos)

Si es la primera vez que montas algo y no cuentas con un elenco, puedes buscar actores entre tus amigos, familiares y conocidos. A veces cuesta que la gente se apunte, pero una vez lo hacen no se suelen arrepentir. También puedes probar a poner anuncios (en Internet, o físicamente en tu barrio, colegio o universidad).

Aún teniendo un elenco disponible de antemano, es posible que tengas que adaptar el guión a ellos. Quitar o poner algún personaje, cambiar el sexo o la edad de otro…

Encuentra asistentes técnicos

Además de las actores, necesitarás gente que te ayude en el montaje desde un punto de vista técnico. Como mínimo, un técnico de luces que apagará y encenderá las luces de la sala al principio y al final de la función. También un técnico de sonido que controle la música y los efectos sonoros durante el montaje. Y quizá necesites un tramoyista, que mueva decorados entre escena y escena. También pueden ser los propios actores quienes muevan el decorado, incluso a telón abierto.

Existen otros muchos técnicos, como sastres, constructores de decorado, asistentes de dirección, apuntadores… El número de personas final dependerá de la complejidad de la obra.

Diseña la escenografía

La obra contará con un número de localizaciones que tendrás que diseñar y construir. Si se trata un decorado único, tendrás más libertad a la hora de montarlo, puesto que los elementos en escena no tendrán que variar sustancialmente durante el desarrollo de la obra. Si la obra sucede en muchos escenarios, puedes considerar el uso de caja/cámara negra, que consiste en colocar solo algunos elementos en el escenario, sin fondos ni paredes, solo flanqueados por las cortinas negras que delimitan el escenario.

La escenografía también envuelve otras cosas, como diseñar la iluminación (qué focos y luces acompañan a cada momento de la escena) y encontrar las músicas y efectos de sonido.

Programa los ensayos

La programación de ensayos dependerá principalmente de la disponibilidad del elenco de actores. En el caso de grupos de teatro aficionado, donde los actores suelen tener un trabajo diario, lo mejor suele ser plantear los ensayos en noches o fines de semana.

En mi experiencia, cuanto más intensivos y consecutivos sean los ensayos, menos horas se necesitarán para montar la obra.

Encuentra dónde representarlo

Finalmente, tendrás que representar la obra. Para esto, las posibilidades son ilimitadas. Busca certámenes, muestras o concursos y presenta tu montaje. En España, por ejemplo, existen muchos pueblos y localidades donde se celebran certámenes de teatro aficionado.

Procura elaborar antes materiales promocionales sobre la obra, que necesitarás cuando quieras convencer a alguien de que te deje representar en su teatro. Los más importantes:

  1. Una grabación de la obra completa: Un plano fijo que coja todo el escenario con un sonido razonable es suficiente. Puede ser un ensayo, pero si es con público, mejor.
  2. Un dossier con los datos de la obra: Género, duración, sinopsis, actores, técnicos…
  3. Otros materiales promocionales: cualquier elemento adicional que pueda hacer brillar la obra, como carteles, vídeos promocionales, página web…

¿Te he convencido? ¿Tienes alguna duda o sugerencia? Deja un comentario o contacta conmigo.

3 comentarios en “Cómo montar una obra de teatro

  1. Hola Angel, me agrada que impulses el emprendimiento actoral. Que no seas de esos vanidosos escritores que hay que ponerse de rodillas. Que Dios te bendiga y nos ayude a prosperarnos mutuamente.

  2. Muchas gracias me ha servido mucho???

  3. Estoy tratando de escribir una novela juvenil; cuyo tema es la lucha de unos adolescentes contra el racismo. A mis personajes se les ha ocurrido una obra de teatro.
    He visitado tu blog y me será muy útil para continuar con mi novela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.