Gusano o las Elecciones Primarias

Ángel Serrano Laguna - 2010

ACTO I

Escena 1

Una soga pende del techo con un nudo de ahorcado. Justo debajo, una silla. Y a un lado, algo apartada, una mesa con papel y bolígrafo. Junto a ella, una papelera. El lugar está vacío durante unos instantes.

Aparece GUSANO. Nervioso. Rabioso. Indeciso. Pasea farfullando con rabia de un lado a otro mientras mira la soga. Da un grito final y se dirige a la mesa, dispuesto a escribir su nota de suicidio.

Va a comenzar, pero necesita sentarse para hacerlo. Mira la silla bajo la soga y vuelve a gritar. Como si mover la silla para sentarse significara que se está echando atrás. Se lo piensa. Al final, enfadado, acaba llevándola hasta la mesa y se sienta.

Escribe su nota de suicidio con rabia. La dobla y se la guarda en un bolsillo. Vuelve a llevar la silla bajo la soga. Se sube y llora silenciosamente mientras enhebra su cabeza en el lazo de la soga.

GUSANO se recompone. Da un gran suspiro.

Va a suicidarse. Aunque no lo vemos.

Escena 2

Aparece el Limbo. El lugar queda dividido en dos por una barra horizontal a media altura, sostenida por dos soportes. En el lado izquierdo, tirado en el suelo, está GUSANO. Lleva consigo los mismos elementos que cuando se suicidó, incluida la soga alrededor del cuello.

Al otro lado de la barrera, un atril y CALIMBO, sonriente. Nervioso. GUSANO es el primer Llegado que va a recibir, y quiere que todo salga perfecto.

CALIMBO(Espera unos segundos a que GUSANO despierte. Como esto no sucede, comienza a llamarlo.)¡Chss, chss! ¡Eh! ¡Eeeeh!

CALIMBO da dos palmadas entran dos SOMBRAS. Las sombras son entes totalmente negros al servicio de los altos cargos del Paraíso.

Las SOMBRAS llegan zigzagueando hasta GUSANO y comienzan a patearlo hasta que despierta, aturdido. Las SOMBRAS huyen de la escena.

CALIMBO¡Bienvenido!

GUSANO¿Estoy muerto?

CALIMBO(Emocionadísimo.)¡Sí! ¿No es genial? ¡Llevaba dos meses esperando a que alguien viniera!

GUSANO¿Dónde estoy?

CALIMBO¡En el Limbo!

GUSANO(Empieza a caminar, mirando a su alrededor.)¿En el Limbo?

CALIMBOEs la frontera entre la Tierra y el Paraíso. Mi nombre es Calimbo, seré tu guía de paso.

GUSANOAh.

GUSANO merodea un poco más por el lado izquierdo de escena.

CALIMBOSi tienes cualquier duda no vaciles en preguntar. Es que verás, aunque ya llevo aquí dos meses, tú eres mi primer Llegado, así que técnicamente ésta es la primera vez que entro en acción. Y estoy algo nervioso.

GUSANO se acerca al centro, y cuando intenta cruzar al lado derecho de la escena, CALIMBO lo detiene.

CALIMBO(Señala la barra que divide la escena.)¡Eh, eh! Espera, espera. Que para pasar hay que hacerlo por aquí. Es uno de mis toques. He pensado que sería gracioso que para entrar al Limbo tuvieras que pasar… jugando al limbo.

GUSANOAh. ¿Y tengo que pasar obligatoriamente?

CALIMBOHombre, obligatoriamente no. Pero había pensado que podía quedar gracioso.

GUSANO¿Paso entonces?

CALIMBONo, a ver, que tampoco…

GUSANOHombre, si lo has preparado…

CALIMBOYa, bueno, pero…

Silencio incómodo. GUSANO hace un gesto contradictorio y comienza a pasar por debajo de la barrera sin demasiado ánimo. Mientras, CALIMBO baila al ritmo de una bachata que él imagina en su cabeza y que tararea en voz baja.

GUSANO termina su peripecia y se incorpora. CALIMBO lo mira, esperando algún tipo de gesto por parte de GUSANO. Sólo recibe incomodidad. Él también se incomoda. Junta las manos, va directo al atril y saca unos papeles.

CALIMBOBueno, ven por aquí. Te va a encantar el Paraíso, y más ahora que estamos en época de elecciones primarias. Y bien, ¿qué nombre vas a escoger para tu estancia en el Paraíso?

GUSANO¿Un nombre? ¿No vale el mío?

CALIMBONo.

GUSANO¿Por?

CALIMBOPorque lo dice El Código.

GUSANO¿El código? ¿Qué código?

CALIMBOEl Código Único y Bueno. El Artículo 12 dicta: Los Llegados deberán elegir su nombre en el Paraíso. Siempre que ese nombre no esté en uso por algún otro ciudadano o institución del Paraíso, y siempre que no sea el nombre que usaba en la Tierra; El Código es el que dicta las normas del Paraíso.

GUSANOAaaah. ¿Y puedo coger el nombre que quiera? ¿El de un animal, por ejemplo?

CALIMBOSí, claro.

GUSANOHmmm… Pues entonces me quiero llamar León.

CALIMBONo, ése está cogido.

GUSANOAh. Pues… Águila.

CALIMBONo, ése está cogido.

GUSANOTiburón.

CALIMBONo.

GUSANO¿Pues cuáles tienes libres?

CALIMBOPues deja que miro. Ahora mismo tengo libres Gusano y Ornitorrinco.

GUSANO(Tras pensarlo.)Gusano.

CALIMBO¿Quieres ser Gusano?

GUSANOSí, el gusano es un animal muy metafórico, ¿no? Primero, en estado de larva, es un ser débil. Luego se recubre a sí mismo con seda convirtiéndose en capullo, haciéndose más fuerte. Y, finalmente, se transforma en una bonita mariposa.

CALIMBOYa. O sea, primero eres un gusano, luego eres un capullo, y luego una mariposa.

GUSANOEh… Hombre… Eh…

CALIMBONo, no. Está bien. Lo apunto. Una aclaración antes de continuar: estás muerto. Esto no es un sueño, ni fruto de tu imaginación. Esto está pasando. No, lo digo porque luego hay un montón de imbéciles que se creen que estos es un sueño, y empiezan a hacer un montón de salvajadas que en su mayoría conllevan bajarse los pantalones.

GUSANOVale, vale.

CALIMBOLos artículos más importantes de El Código Único y Bueno: Primero, está prohibido decir palabrotas, bajo pena de tunda; Segundo, en las elecciones primarias votar es obligatorio, bajo pena de muerte. Tercero, este punto es importante, debes conservar el mismo atuendo que tenías en el momento de tu muerte, sin variar ni uno sólo de los complementos, incluyendo…

CALIMBO sube la vista y ve a GUSANO a punto de quitarse la cuerda.

CALIMBO¿A ver, qué haces?

GUSANO¿Perdona?

CALIMBO¿No me estás escuchando? No puedes variar el atuendo con el que llegaste.

GUSANO(Ríe.)Muy buena, ésa.

CALIMBOEs lo que dice El Código.

GUSANOJoder con El Código.

CALIMBO¡Que tampoco puedes decir palabrotas!

GUSANO¿¡Pero por qué!?

CALIMBO¡Porque lo dice El Código!

GUSANO¿Entonces tengo que estar el resto de la eternidad con esto al cuello?

CALIMBONo necesariamente. Una vez finalizado el periodo estipulado, tienes derecho a deshacerte de una de tus prendas o accesorios.

GUSANO¿Y cuánto es el periodo estipulado?

CALIMBOUn año.

GUSANO¿¡Un año!? ¿¡Un año con esto al cuello!? ¿Qué pasa? ¿Eso también lo pone en el puto Código?

CALIMBO¡Cómo te atreves!

CALIMBO da dos palmadas y entran en escena las SOMBRAS, que tiran a GUSANO al suelo y comienzan a propinarle una buena tunda. GUSANO grita dolorido. Las SOMBRAS se van. GUSANO se levanta entre quejidos. Apenas puede sostenerse.

CALIMBO¡Eso es lo que pasa cuándo desafías El Código! El Código es uno y el Código es bueno. Es único porque no hay otro código tan bueno. Y es bueno porque siempre ha sido bueno. El Código no se cuestionó, no se cuestiona y no se cuestionará.

GUSANOVale, vale…

CALIMBO¿Qué tal voy? ¿Alguna crítica constructiva hasta ahora a mi presentación?

GUSANO(Se lo piensa. Querría insultarle.)Un poco chillón, a lo mejor.

CALIMBOChillón.

GUSANOFlipado.

CALIMBO¿Flipado? ¿Qué es flipado?

GUSANO¿Flipado? Pues… No, que genial todo.

GUSANO se recompone, y mientras se coloca la ropa, nota en uno de sus bolsillos la nota de suicidio. La saca. La mira extrañado.

CALIMBOContinúo. En el Paraíso los años duran quince meses: enero, febrero, marzo, abril, mayo, junio, julio, agosto, septiembre, octubre, noviembre, diciembre, oncembre, docembre y el sexymes. Todos de veinticuatro días, menos el sexymes, que dura dos, pero jo, ¡qué dos días…! No me estás escuchando, ¿Eso es tu nota de suicidio? Trae a ver.

CALIMBO quita la nota de las manos de GUSANO, pero éste la recupera bruscamente.

GUSANO¿No quieres que la lea porque afrentas en ella a todos tus allegados?

GUSANO¡No! Bueno, no sé, porque ni siquiera recuerdo haberla escrito. Recuerdo llegar a casa y preparar todo, pero no escribir la nota.

CALIMBOAl llegar al Paraíso los últimos minutos de tu vida son borrados de la memoria. Para que olvidemos el trauma que supone morir. ¿Y no quieres saber lo que pone en la nota?

GUSANO(Mirando la nota unos segundos.)No, creo que no.

CALIMBOVale, pero recuerda El Código: tienes que llevarla contigo siempre. Aquí tienes tu DCI: documento celestial de identidad. Ahora acompáñame. Vamos a ver a Dios.

GUSANO¿Cómo Dios? ¿Dios, Dios?

CALIMBOSí, claro. Dios, Dios.

GUSANO¿Y va a… juzgar mis pecados? Llevo sin ir a misa desde el funeral de mi tío Faustino. Que por cierto, lo mataron y nunca supimos quién.

CALIMBONo, hombre, no. El juicio final es un cuento que se inventaron unos golfos. Simplemente te dará la bienvenida. Si está de buen humor, claro. Porque últimamente está pasando una racha difícil. Si me acompañas.

CALIMBO sale. GUSANO queda rezagado. Mira un lado, mira a otro y después comienza a quitarse la soga del cuello. Las dos SOMBRAS aparecen a su espalda y permanecen a unos metros tras él. GUSANO mira de reojo y siente su presencia. Se queda petrificado. No sabe qué hacer.

Tras unos segundos, abandona y deja la cuerda sobre el cuello. Empieza a liar el resto de la soga sobre su brazo. Las dos SOMBRAS se marchan.

GUSANO(Farfullando.)Mierda Código.

Las dos SOMBRAS entran corriendo a escena armadas con sendas fustigas. GUSANO sale corriendo hacia el otro lado. Las SOMBRAS lo persiguen. Desde fuera, suena un grito desgarrador de GUSANO.

GUSANO¡Si no he dicho palabrotas!

Escena 3

La escena está completamente a oscuras.

Narrador

En uno de los principios, estaba Dios… y ya.

Se enciende el foco central. Y bajo él está DIOS, de espaldas.

Dios creó el cielo

Una SOMBRA cruza la escena con el cielo.

y la Tierra

Una SOMBRA cruza la escena con la tierra.

Y después, creó al hombre y a la mujer, sin seguir ningún orden particular.

Dos SOMBRAS van al centro, una con una careta de hombre y otra con una careta de mujer.

Y mujer y hombre comenzaron a tener descendencia.

Las SOMBRAS sacan un montón de bebés que tenían escondidos y después salen corriendo fuera de escena.

Una vez superados las atroces enfermedades y malformaciones que la endogamia produjo durante las primeras generaciones, Dios se puso a pensar.

DIOS se pone a pensar.

¿Cuál es el fin último del ser humano? Y Dios vio la respuesta.

DIOS sale de escena y trae primero un caballete, con un lienzo en blanco. Vuelve a salir y trae una papelera.

A cada ser humano, le asignaría un destino. Y le otorgaría libre albedrío para cumplirlo.

Coge varios trozos de papel, escribe en ellos rápidamente y los pega en el lienzo.

Después, los observaría sin descanso, noche y día.

DIOS se asoma desde el borde del escenario al patio de butacas.

Y cuando uno cumpliera su destino, le concedería el descanso eterno

DIOS vuelve corriendo al lienzo, arranca uno de los trozos de papel, sonríe, y lo tira a la papelera. Después vuelve a asomarse al patio de butacas.

Y cuando otro cumpliera su destino, el descanso eterno le concedería también.

DIOS vuelve corriendo al lienzo, arranca un trozo de papel, sonríe y lo tira a la papelera. Pone los brazos en asa y sonríe satisfecho. Se apagan las luces.

Los problemas empezaron cuando muchos de los seres humanos morían sin cumplir su destino.

Se encienden las luces. Ahora el lienzo está poblado por una gran cantidad de trozos de papel. De seres humanos que murieron sin cumplir su destino. DIOS mira el lienzo, preocupado.

Almas perdidas comenzaron a agolparse a las puertas del Paraíso.

Un grupo de personas entran en escena. Todos parecen desconcertados.

Para evitar que vagaran sin rumbo entre el Cielo y la Tierra, Dios decidió hacerles un hueco allí dónde él vivía,

DIOS sale de escena y vuelve a entrar con otro caballete con un lienzo vacío.

DIOS cambia varios trozos de papel de un lienzo a otro. Las personas se marchan y DIOS las mira, preocupado. Se apaga la luz.

Pero el plan no funcionó.

Se encienden las luces. DIOS está frente a los lienzos, de brazos cruzados. Ambos lienzos están plagados de trozos de papel.

Cada vez eran más almas que no cumplían su destino, ni en la Tierra ni en el Paraíso. Y Dios ya no supo qué hacer.

Se apagan las luces.

Pasaba el tiempo mientras el mundo perdía el rumbo. El ser humano era malvado y codicioso. Hacía guerras, mataba, violaba. Dios acabó por perder la fe en su más grandiosa obra y decidió vivir su propia vida.

Se encienden las luces, M está con DIOS.

Dios se casó

Se apagan las luces. Se encienden las luces, M está con un bebé.

tuvo descendencia

Se apagan las luces.

y se dedicó a ver la vida pasar.

Se encienden las luces. En escena, los caballetes con los lienzos plagados de trozos de papel, la papelera y DIOS tirado en una cama, durmiendo. Cerca, un botón rojo gigante en el que puede leerse “Mandar Diluvio Universal”. Entra M.

MDios, Dios…

DIOS¿Qué pasa? ¿Ya son las dos?

M(Señala los blocs.)Sí, vamos, levanta. Tenemos que recoger todo esto.

DIOSAh, sí. Es verdad. Respecto a eso… Creo… Creo que los voy a esperar un poco más.

MDios, ya discutimos esto y llegamos a la conclusión de que lo mejor era deshacerse de todo esto.

DIOSSé lo que hablamos, pero… Es sólo que…

MDios, por favor, ¿cuánto ha pasado desde que un ser humano recibió el descanso eterno? ¿Veinte años? Es ridículo que sigas manteniendo esto aquí. Los seres humanos ya no son capaces de cumplir sus destinos. Tener esto aquí sólo sirve para recordarte que has fracasado como Dios y Hacedor De Las Cosas, y eso no es bueno para tu ya de por sí baja autoestima.

DIOSEs sólo una mala racha. Sólo hay que esperar.

M¿Una mala racha? ¿Te has asomado últimamente a tu preciosa tierra?

DIOSReconozco que últimamente no he estado muy atento, la verdad…

MPues si te asomaras te darías cuenta de que lo necesitan es un buen remojo de aguas de justicia. Ahora han inventando una cosa, a la que llaman Internet, que sirve para procrear con cualquiera desde cualquier parte del mundo. ¡Incluso con desconocidos! Si yo no estoy diciendo que te deshagas de los que ya están aquí en el Paraíso, y menos ahora, que andan tan ilusionados con las elecciones primarias; Lo que estoy diciendo es que vengas hasta este botón, lo pulses y les mandes tus aguas purificadores. ¡Y esta vez ni arca, ni Noé, ni animales, ni nada! Que la Tierra quede desierta para siempre. Y bueno, respecto a los que están aquí arriba en el Paraíso, si pasado cierto tiempo prudencial las cosas siguen como hasta ahora, pues chasqueas los dedos y todos desaparecen. Y quedamos solos tú y yo. Y nuestro hijo JC. Disfrutando del Paraíso por siempre jamás.

DIOSNo sé, M, no sé.

MVamos, es sencillo, es sólo un pequeño paso.

DIOSPero dije que no volvería a mandar un diluvio. Está registrado en la Biblia. Sería faltar a mi palabra.

MSi ya nadie se lee la Biblia. Seguro que la gente ni lo nota. Yo te ayudo a pulsar, mira… y ahora…

CALIMBO entra en escena.

CALIMBO¿Se puede?

M¿¡Qué quieres!?

CALIMBO(Dubitativo)Tengo un recién Llegado.

MEstábamos en mitad de algo.

DIOS(Alejándose del botón.)¿Todavía siguen llegando?

CALIMBOEs el primero en dos meses. Perdóname, señora, por haber hecho una entrada tan grosera.

CALIMBO se acerca hasta M y besa su mano.

CALIMBO¿Cómo estás?

MBien, gracias. ¿Cómo es el Llegado?

CALIMBOUn poco respondón. Lleva aquí apenas una hora y ya ha mancillado El Código dos veces.

M¿Qué? ¿Cómo se atreve? ¡Hazlo pasar!

CALIMBOPues venía justo detrás de mí…

Entra en escena GUSANO, con los brazos en jarra, bastante dolorido.

CALIMBO¿Qué te ha pasado?

GUSANO(Se recompone.)¿A mí? Nada.

M¡Muestra un poco de respeto, pecador!

GUSANOAh, perdón. ¿Estabais echados a la siesta o algo? Iba a llamar a la puerta, pero como no había pues he pasado directamente. Pero puedo volver luego.

DIOS(Sonríe.)No. Está bien. Tranquilo.

GUSANO(Se acerca a darle la mano. DIOS sonríe. GUSANO le ha caído bien)Genial. Tú debes ser Dios. Yo soy Gusano.

GUSANO(Se acerca a M y la saluda.)Señora.

GUSANO se acerca a CALIMBO.

GUSANO(Susurrando.)¿Ésta quién es? ¿Tu novia o algo?

M¿¡Cómo!?

DIOSNo, ella es mi mujer. M.

GUSANOAh, pues encantado. Yo soy Gusano.(Señala los lienzos.)¿Y esto qué es?

CALIMBO(Orgulloso de conocer la respuesta.)En cada uno de esos trozos de papel está escrito el destino de…

M(Fulminante)Cosas que no te importan.

CALIMBOCosas que no te importan.

DIOS se acerca al lienzo de la Tierra y coge uno de los trozos de papel. Lo lee y después mira a GUSANO, que está observando el lugar. DIOS exhala una leve sonrisa.

DIOSGusano, ¿puedes acercarte un momento? Sé que morir es difícil de asimilar. Bueno, técnicamente, yo no lo sé porque ni he nacido ni me he muerto nunca. Pero vamos, lo sé. Tu vida ha acabado y ahora estás aquí, en el Paraíso. Es un mundo parecido a la Tierra. Con sus edificios, sus ríos y sus insectos. Lo hice así para que resultara cómodo y conocido.

GUSANO¿Entonces tú eres el Dios de la Biblia?

DIOSMás o menos.

GUSANOEl que lo sabe todo.

DIOSSé algunas cosas.

GUSANO mira desafiante a DIOS.

DIOS

GUSANO(A la vez.)¿Qué voy a decir? ¿Qué estoy pensando?(Cantan.)Y a ver qué me haces después, so’ payaso…

GUSANO¿Y estás en todas partes?

DIOSEstoy en algunas partes.

GUSANOPues vaya dios.

MUuuuh… Cómo te la estás jugando.

DIOSCalimbo, ¿ya tiene asignado Gusano a la persona que le mostrará el Paraíso?

CALIMBOSí. Felicia será la encargada.

DIOS¿Puedes ir a buscarla?

CALIMBOPor supuesto.

CALIMBO sale de escena, no sin antes besar la mano de M.

DIOSM, ¿podrías dejarnos un momento?

MNo.

DIOS mira contrariado a M, suspira, y después se lleva aparte a GUSANO. M intenta espiar la conversación.

DIOSSé que tu vida no ha sido la mejor.

GUSANO(Cogiendo la soga de su cuello.)Tampoco hace falta ser omnisciente para darse cuenta de eso.

DIOS(Sonríe paternalmente.)Sé que tu vida no ha sido la mejor. Que siempre has hecho cosas que no querías hacer y que esas decisiones te han llevado a… esto.

GUSANO¿Eso lo pone en el papelito ése?

DIOSMás o menos.

GUSANOYa.

DIOSLo importante es que aquí arriba tienes una segunda oportunidad. Y debes aprovecharla. Por tu bien, y por el bien todos.

GUSANOClaro, claro.

Entra en escena CALIMBO, acompañado de FELICIA. La chica va directa a besar la mano de M, al igual que CALIMBO.

DIOSGusano, ella es Felicia. Te acompañará estos primeros días en el Paraíso. Normalmente se encargaría Calimbo, pero ahora mismo tiene otras obligaciones organizando las próximas elecciones a Primer Ministro del Paraíso.

CALIMBOSí, esta tarde tenemos el acto inaugural. Su hijo JC es el candidato perfecto para el Partido Celestial. Y el Partido Demoníaco, con Satán a la cabeza, ha realizado una magnífica precampaña. Estas elecciones serán muy ajustadas, y espero poder cubrirlas de la forma más objetiva posible, olvidando épocas más obscuras periodísticamente hablando.(A GUSANO.)Es que mi antiguo puesto estaba ocupado por Samael. Y fíjate hasta que punto Samael sería ecuánime, que nada más dejar su labor como periodista del Paraíso, se convirtió en el número dos del Partido Demoníaco. Sin ofender, Felicia. Que sé que tú también eres una miembro activa del Partido.

FELICIANo, tranquilo, no me ofendes. Eres libre de dar tu opinión.(A GUSANO.)Soy Felicia. Perdona que nos vayamos por las ramas, pero es que aquí la política se vive intensamente.

DIOSFelicia, ¿qué tal si le enseñas a Gusano los lugares más emblemáticos del Paraíso, antes de que den comienzo el acto inaugural de las elecciones?

FELICIAOh, sí, sí. Vente conmigo.

FELICIA besa la mano de M y después sale de escena. GUSANO la sigue, pero M pisa la cuerda que pende de su cuello para detenerle el paso.

GUSANO(A M.)Huy, se me ha enganchado la cuerda.

M levanta el dorso de la mano, esperando el beso de GUSANO. Se acerca lentamente.

GUSANOEs una mano muy bonita.

CALIMBOTienes que besarla.

GUSANO intenta besar en la boca a M.

GUSANO¡A ella no, a la mano!

GUSANOAh, vale, vale.

GUSANO besa la mano de M y sale de escena.

CALIMBOYo también me marcho. Tengo que seguir con los preparativos.

CALIMBO sale.

M¿A qué ha venido todo ese interés por el Llegado? Hacía siglos que no mostrabas tanto interés por uno de ellos.

DIOSEste recién Llegado es distinto.

DIOS se acerca a M y le enseña el trozo de papel. M lo lee sorprendida.

MVaya, pues quién lo diría. De todos modos, lo que ponga ahí no impide que tiremos todo esto a la basura.

DIOSNo.

M¿Pero por qué? ¿Por lo de ese chico? No saldrá bien.

DIOS hace hueco en el bloc del Paraíso. Coloca el trozo de papel de GUSANO en el espacio que ha dejado.

DIOSSi esto no sale bien, lo haremos. Te lo prometo.

Escena 4

Aparece una plaza rebosante de gente. Tirada en el centro, con un gorro para pedir limosna, POLY. POLY lleva unas esposas en su mano izquierda. De ellas cuelga un esqueleto humano. Entran en escena GUSANO y FELICIA. FELICIA acompaña sus explicaciones señalando a distintos puntos del horizonte.

FELICIAAllí están las Siete Columnas, la urbanización más prestigiosa del Paraíso, habitada sólo por acaudaladas celebridades griegas: Zeus, Hera, Afrodita, Apolo... Allí está la Boca del Infierno, la zona de fiesta más importante del Paraíso. A varias millas hacia allá está el Laberinto Nuboso, un laberinto gigantesco del que es imposible escapar. Y ésta es la Plaza del Profeta Enoc.

Se alza un enorme murmullo en escena, provocado por la gente que está y que pasa. Entre todas las voces, se alza un poco más la del VENDEDOR.

El VENDEDOR tiene atuendo y acento árabe, además de las manos cortadas. Porta sus productos en una bandeja de cartón que sujeta con una cuerda que le pende del cuello.

VENDEDOR(Cruzando la escena.)¡Cocaína, tengo cocaína!

FELICIAÉste es el centro del Paraíso, y el principal punto de reunión para sus habitantes.

POLYHey, chavales. Echadme algo.

FELICIA saca una moneda y la echa al sombrero de POLY.

FELICIA(A GUSANO.)Soy una persona muy caritativa, como ves.

POLYGracias, maja.(A GUSANO.)Tú eres nuevo, ¿no? Soy Poly, vagabunda. Éste es Jim.

POLY coge el brazo del esqueleto y se lo tiende a GUSANO.

GUSANO(A FELICIA.)Ni loco toco yo eso.

FELICIAYo le diría la mano. Pobrecita. Soy una persona muy empática, también.

GUSANO da la mano al esqueleto con repugnancia y FELICIA y él se alejan de POLY, que vuelve a tenderse en el suelo.

FELICIAY esto sería todo. ¿Tienes alguna pregunta?

GUSANOTú... ¿Cómo moriste?

FELICIA¿Yo? Me tiré por la ventana de casa.

GUSANOOh.

FELICIAPero como vivía en un primero sólo me hice un poco de daño en las rodillas. Así que subí a la terraza de mi edificio, salté desde allí y cuando llegué al suelo sí que me morí. El conserje del edificio, que andaba por el tejado barriendo, intentó salvarme. Pero calculó mal el salto y también cayó conmigo.

GUSANOVaya. Lo siento.

FELICIANo pasa nada. Era un pederasta que había tocado a varios niños del edificio.

GUSANOAh. ¿Y te lo has encontrado aquí arriba?

FELICIANo, qué va. Él no subió. No tenía ningún destino asignado. Aquí sólo suben los que tienen uno, y hay mucha gente que no lo tiene. ¿Cuándo estabas vivo, nunca pensaste que había gente que sobraba en el mundo? ¿Que no aportaba nada, ni bueno, ni malo? Esa clase de personas no suelen tener destino asignado. Son sólo extras, la mayoría fruto de embarazos no deseados. Son como pedos en el agua: salen, ocupan algo de espacio, y después desaparecen para siempre.

GUSANO¿Y por qué saltaste desde la terraza de tu edificio?

FELICIA(Comienza a emocionarse)Yo... quería estudiar arte, pintar, vivir una vida bohemia, pero a los diecinueve mis padres me buscaron un marido rico. Él me metió en una cocina para que le tuviera la cena preparada todas las noches a su hora.

VENDEDOR(Percatándose del llanto de FELICIA.)¡Pañuelos, tengo pañuelos!

GUSANO(Acercándose al VENDEDOR.)Dame un paquete.

VENDEDORUn cristal de nieve.

GUSANO¿Un qué?

VENDEDOR¡Un cristal de nieve valer!

GUSANOYo no tengo... No sé que es un cristal de nieve.

VENDEDORUsted querer engañar a pobre vendedor sin manos, usted no tener vergüenza.

GUSANONo, espere...

GUSANO ve el gorro de POLY, y coge una moneda sin que la vagabunda se dé cuenta. Se la da al VENDEDOR.

VENDEDOREso valer, señor. Muchas gracias, señor.

GUSANO vuelve con FELICIA y le da el paquete de pañuelos.

FELICIAGracias. Me suicidé porque era una desgraciada. Eso sí, el día antes de saltar me lo hice con el conserje del edificio, que no hacía ascos a nada. ¿Por qué te colgaste tú?

GUSANO(Tarda un poco responder.)Porque odiaba mi vida. Porque era infeliz. Y porque era un cobarde. Porque soy un cobarde aún, supongo.

FELICIA¿Y escribiste nota de suicidio?

GUSANOEh... Sí. ¿Y tú?

FELICIASí. Le puse a mi marido que me había gastado todos nuestros ahorros en ayudar a los pobres. Él odiaba a los pobres. Y que me había acostado con el conserje. ¿Y tú?

GUSANONo lo recuerdo. La escribí en los últimos minutos de mi vida, y esos minutos se han borrado, por lo visto.

FELICIAEs una pena que no lo recuerdes. Aunque como nunca lo sabrás supongo que no importa.

GUSANO(Sacando la nota.)En realidad, la nota la tengo aquí. La metí en mi bolsillo antes de morir.

FELICIA¿Y no la has leído?

GUSANONo me atrevo. Tengo la sensación de que puse cosas horribles sobre toda mi familia.

FELICIA¿Y se las merecían?

Antes de que GUSANO logre contestar, VOTANTE EXCELSO se acerca a ellos.

VOTANTE EXCELSO¡Felicia, querida! Estarás nerviosa por el acto inaugural. ¡La presentación oficial de Satán como candidato a primer ministro! Yo tengo el corazón a cien. Mira, toca.

FELICIASí, yo también estoy emocionada por lo que pueda pasar. Confío en que el Partido Demoníaco ganará estas elecciones.

POLYAntes estábamos comentando Jim y yo que el Partido Celestial ha ganado ciento ocho elecciones seguidas. Las ciento ocho que se han celebrado. Sólo porque Satán haya ganado popularidad en los últimos meses no significa que vaya a derrocar al Partido Celestial.

VENDEDORPartido Celestial no gustar a mí. Querer meter en la cárcel sólo por vender cosas.

POLYNo. Querer meter en la cárcel por vender mercancía robada.

VENDEDOR¡Ser robada pero ser mía!

Fin del fragmento. Descarga el PDF completo para saber cómo continúa.