Ese silencio incómodo

Ángel Serrano Laguna - 2011

ACTO I

Escena 1

Las luces apagadas.

Entra en escena LOLA. Seguida de JESÚS. LOLA acciona un interruptor. Se encienden las luces.

En escena, un amplio salón. Tiene una decoración colorida. Hippie. Cuenta con un par de sillones en el centro, y una mesa alargada rodeada de sillas a un lado.

Junto a una pared, hay una estantería llena de libros y algunas figuras. De entre todas ellas, destaca una pieza de cerámica con forma de jirafa y otra con forma de pene.

A otro lado, varios muebles con cajones.

En el centro, hay un gran ventanal, flanqueado por unas cortinas abiertas, por el que se ve una terraza. De fondo, puede verse un paisaje urbano nocturno. El acceso a la terraza debe estar en alguna otra habitación, porque no hay ninguna puerta visible.

LOLA es la matriarca de la familia. Viste ropa holgada y colorida. Tiene el pelo cano, acomodado en una trenza. En su cara pueden verse las marcas que han provocado décadas de consumo de drogas blandas. Y en ocasiones duras.

JESÚS es su marido. Viste una camisa blanca, con unos pantalones de tela, también blancos. Va descalzo y tiene los pies sucios.

Ambos son hippies. O intentan serlo, puesto que su época ya pasó.

LOLA suele utilizar siempre el mismo tono cuando habla. Nunca habla con preocupación, nerviosismo o tristeza. Los años han hecho que cada una de sus palabras suenen a desidia y cansancio.

LOLAPodría cancelarlo todo.

JESÚSPodrías. Pero... teniendo en cuenta que falta...

JESÚS espera a que LOLA mire el reloj para continuar.

JESÚS...media hora para que lleguen todos, es un poco complicado. Piensa que también tendrías que llamar a la abogada. Joder, ¿treinta minutos ya? Ese último porro te ha sentado fatal. Te dije que no lo fumaras. Se supone que lo has dejado.

LOLANo me toques las pelotas. Llevo sin fumar nada un mes. Además, ¿acaso podría pasarme algo peor?

JESÚS(Asintiendo.)Hombre, visto así.

LOLAPodría prender fuego a la casa.

JESÚSPodrías. No sería la primera vez.

LOLAPor eso.

JESÚSPero... creo que si ya has llegado hasta aquí, lo mejor es que llegues hasta el final.

LOLA empieza a rebuscar en la estantería. Coge un par de hojas de periódico, saca un mechero del bolsillo y les prende fuego.

JESÚS(Muy serio.)Lola. Para.

LOLASeguro que los sillones arden muy bien. Los compré por eso.

LOLA se acerca al sillón, con el periódico ardiendo.

JESÚS(Sin moverse del sitio.)¡Lola, para!

LOLA duda. Finalmente, apaga el periódico, y lo tira a una papelera. Se lleva la papelera fuera, y vuelve con ella vacía.

JESÚSPiensa en lo difícil que ha sido lograr que vengan. Sobre todo Flor.

LOLASeguro que Daniel no viene.

JESÚSBueno. No es hijo tuyo.

LOLAPero lo es tuyo. Nunca aceptó que me casase contigo. Según él, lo único que yo hacía era manipularte a mi voluntad.

JESÚS(Nostálgico.)Sí... recuerdo esa entrañable cena de Navidad.

LOLA¿Y lo hacía?

JESÚS¿El qué?

LOLAManipularte.

JESÚS se encoge de hombros, sin saber muy bien qué responder.

LOLA se sienta en un sillón. No está especialmente nerviosa. Molesta, más bien, por lo que tiene que hacer.

Llaman a la puerta. JESÚS está más cerca para abrir.

JESÚS¿No abres?

LOLA(Tras dar un gran suspiro. Fastidiada.)Ya voy.

Se levanta del sillón y va hacia la puerta. Entra en escena MARGARITA, la hija menor de la familia.

Rondará la mayoría de edad. Tiene el pavo tardío que todos los de su generación arrastran debido a la aparición de las redes sociales. Masca chicle, y suele pasar horas enteras tecleando en su móvil. Seguramente trivialidades.

MARGARITA(Yendo hacia su cuarto.)Me he dejado las llaves en mi cuarto.

LOLAMargarita, espera.

MARGARITAMamá, tía, ya te he dicho que nadie me llama Margarita. Marga, me llaman Marga, tía, ¿cuándo te vas a dar cuenta?

LOLATú a mí me llamas tía, cuándo no soy la hermana de tu madre, sino tu madre.

MARGARITASí, ja-ja, XD, XD, L-O-L.

LOLACon lo bonito que es Margarita, y lo bonitas que son las margaritas.

MARGARITAA ver mamá, que lo hippie ya no está de moda. Que ahora sólo se hacen hippies a los que les da pereza ducharse. Voy a mi cuarto.

LOLAMargarita, espera.

MARGARITA¿Qué?

LOLASabes que hoy tenemos cena. Que hemos invitado a todos tus hermanos.

MARGARITASí, tía, me lo dijiste ayer. ¿Crees que se me ha olvidado? ¿Que tengo alzhéimer o algo? ¿Por qué crees que he venido pronto si no? Tenía fiesta ibicenca en la piscina de Cris.

LOLAAh, sí, te lo dije. Es cierto.

MARGARITAVale, pues ahora salgo cuando lleguen mis hermanos.

LOLAPuedes esperar aquí un poco. Conmigo.

MARGARITAEstoy esperando un privado por Tuenti.

LOLA¿De quién? Has dicho que tus amigas estaban en una fiesta mallorquina.

MARGARITA(Sacude la cabeza.)¿Mallorquina, mamá? Es un privado importante.

LOLASeguro que puedes mirarlo en el móvil.

MARGARITAPues sí, pero aquí sale muy pequeño y no lo veo.

LOLA¿Y por qué no te pones las gafas?

MARGARITATú flipas, tía.

LOLASi no quieres quedarte aquí ya está. No hace falta que le des más vueltas.

MARGARITA lanza una mirada desafiante a su madre. Finalmente decide quedarse. Va a sentarse en un sillón.

Saca su móvil y empieza a teclear en él. Hace movimientos, acercándolo y alejándolo, porque, como bien ha dicho, lo que aparece en pantalla es tan pequeño que no lo ve.

JESÚSComo vengan todos así de suaves esto va ser una celebración familiar de las buenas.

LOLA, molesta, ignora a JESÚS y va a sentarse al otro sillón. JESÚS sigue merodeando por la habitación.

Silencio.

MARGARITA(Olisqueando.)¿No huele a quemado?

LOLA¿Eh? No...

JESÚS pone los ojos en blanco y niega con la cabeza.

LOLA(Tras unos segundos de silencio. Intentando ser amable, aunque con un éxito relativo.)¿Dónde has estado?

MARGARITAPues por ahí, mamá.

Silencio.

LOLA¿Y así un poco más en concreto?

MARGARITA¿Qué quieres, que te dé las coordenadas del sitio?

Silencio.

LOLA¿Has oído que hay ladrones por la zona?

MARGARITANo.

LOLAPor lo visto, entran a las casas por balcones y terrazas. Estoy pensando en llamar al casero y pedirle que cierre la nuestra.

MARGARITAAjá.

LOLAAlgunos que los han visto robando dicen que son una pareja, hombre y mujer. Y que antes de robar realizan el acto sexual.

MARGARITA mira muy despacio a su madre.

MARGARITAAh.

LOLA da un gran suspiro. Juguetea un poco con sus manos y mira alrededor. Se detiene en la estantería. En la jirafa de cerámica.

JESÚS(Adivinando sus intenciones.)No.

LOLA mira a JESÚS, pero no le hace caso. Se levanta y va hacia la estantería. Coge la jirafa.

LOLA(Sonriendo. Más o menos.)Menuda perra cogiste con esta figura.

MARGARITA(Levanta los ojos de su móvil muy despacio y mira la figura.)¿Qué?

LOLA¿No te acuerdas? La vimos en un puesto, en el Rastro, y te empeñaste en que te la compráramos.

MARGARITANo.

LOLAEs que eras muy pequeña. Nos costó doscientas pesetas. Parece que fue ayer.

MARGARITANo.

LOLA¿No qué?

MARGARITAQue no me comprasteis esa figura en el Rastro.

LOLA(La han pillado en la mentira.)Que sí, mujer. Es que eras muy pequeña.

MARGARITANo te acuerdas de dónde salió esa figura, ¿verdad?

JESÚSHala. Ya te ha pillado.

MARGARITA¿Por qué te has inventado esa historia?

LOLAQue no me lo invento. Que te la compramos en el Rastro.

MARGARITAMe voy a mi cuarto. Avísame cuando lleguen todos.

MARGARITA se levanta del sillón y se marcha a su cuarto.

JESÚS(Con falsa pena.)¿En serio?

LOLACállate.

JESÚS¿Una historia falsa para conmover a tu hija?

LOLA¡Cállate!

JESÚS¿Qué pretendías? ¿Que se le ablandara el corazón, te abrazara y te dijera "te quiero, mamá"? Qué bonito.

LOLACierra la puta boca.

Llaman a la puerta.

JESÚS(Alegre.)La puerta.

LOLA va a abrir la puerta, y JESÚS la sigue. De vuelta, entran en escena LOLA y NARCISO. JESÚS se queda fuera.

NARCISO es un vendedor ambulante. O era. No está muy claro lo que hace ahora. No le ha ido bien en la vida, aunque él intenta aparentar que sí, pero sin demasiado éxito. Lleva camisa y corbata.

NARCISO(Entra cantando.)¡Cumpleaños feliz, cumpleaños feliz, te deseamos todos, cumpleaños feliz!(Pone voz de niño pequeño.)¡Bieeeeen!

LOLANo es mi cumpleaños.

NARCISOAh, ¿no?

LOLANo.

Silencio.

NARCISO(Riendo.)No, si ya lo sé. Si es broma. Tu cumpleaños es luego en... en... en enero.

LOLASí.

NARCISO ha acertado por pura casualidad.

NARCISOQue no es que te haya comprado un regalo ni nada. ¿Sabes? Que era... era un broma.

Silencio.

NARCISO¿No huele a quemado?

LOLA¿Eh? No...

NARCISOPor cierto, casi me choco con la maceta esa que tienes en la entrada. Es que está justo ahí en el medio... Como venga así uno un poco tonto, se la come de lleno.

LOLAAh, sí. Es un cactus. Atrae la energía positiva. Me lo enseñaron en el curso de permacultura que estuve haciendo.

NARCISOAh.

LOLAEstuvo muy interesante el curso, nos enseñaron a...

NARCISO(Interrumpiéndola.)¿Estás sola? ¿Ha llegado ya Lluvia?

LOLAEstá Margarita en su cuarto. Yo voy empezar a preparar el pescado.

NARCISO¿Quieres que te ayude?

LOLA(Ilusionada.)Ah. Sí. Vale.

NARCISOAh, ¿sí? Lo había dicho por cortesía. No pensaba que me fueras a decir... que sí.

LOLAPues... he dicho que sí.

NARCISOYa, pero como siempre has dicho que no. Quiero decir, que nunca te hemos ayudado en... O sea, que he dicho que te ayudaba por la costumbre. Como cuando alguien dice: Voy a terminar de cocinar. Y tú dices: Te echo una mano. Y el otro dice: No, gracias, no hace falta.

Silencio.

LOLA(Molesta.)¿Entonces vas ayudarme o no?

NARCISO¿Eh? No...

LOLA mira unos segundos más a su hijo, y se va sin decir nada.

NARCISO queda sólo en escena. Cuando LOLA sale, va hacia la puerta y vuelve entrar con la caja de una televisión LCD, decorada con un lazo.

NARCISOSi ya decía yo que no me sonaba a mí que fuera su cumpleaños. Menos mal que los chinos me han hecho un barato. Pero bueno, la puedo acoplar en mi salón.

Mira a un lado y a otro y al final acaba saliendo a la terraza. Deja allí la televisión. Vuelve a entrar al salón.

NARCISO¡Marga! ¡Marga!

MARGARITA entra en escena. Tecleando en su móvil, claro.

NARCISO¿Qué pasa? ¿No sales a saludar a tu hermano?

MARGARITAMedio hermano.

NARCISOHuy, ¿y ese móvil? ¿Es nuevo?

MARGARITASí. Y, antes de que lo preguntes, no te lo dejo para llamar a nadie. La última vez me llegó en la factura una llamada a China de treinta y dos euros.

NARCISO(Aparte.)A veces hay que llamar a personas muy importantes para conservar todos los dedos de los pies.

MARGARITA¿Qué?

NARCISO¿Eh? Nada... ¿Y cuánto te ha costado?

MARGARITA(Sin ganas.)Ciento veinte.

NARCISOEse modelo te lo podría haber conseguido yo por la mitad.

MARGARITAAh, ¿sí? ¿Como el Nokia ése, que para cuando me lo conseguiste ya se habían pasado de moda los politonos?

NARCISOPero te lo conseguí.

MARGARITANo le funcionaban las teclas.

NARCISOPero le funcionaban las flechitas. A lo mejor no podías llamar, ni escribir mensajes. Pero podías moverte por los menús, cambiar el politono, jugar a la serpiente. Me salió gratis: no sé qué esperabas.

MARGARITA¡A mí me cobraste veinte euros!

NARCISO¡Era mi comisión!

Pausa.

NARCISOOye, y si no es su cumpleaños, ¿tú sabes para qué nos ha invitado mamá?

MARGARITANo.

NARCISO¿No le has preguntado?

MARGARITANo.

NARCISO¿No tienes curiosidad?

MARGARITANo.

NARCISOA lo mejor es algo de la herencia.

MARGARITALo dudo.

NARCISOMe vendría bien que fuera algo de la herencia. A lo mejor nos va a dar un adelanto.

MARGARITA¿Tú no tenías trabajo de vendedor ambulante, vendiendo TDTs, y te estabas forrando?

NARCISOSí. Pero me han despedido. Claro, como ahora ya todo el mundo tiene TDT.

MARGARITAClaro.

NARCISO(Señalando con la cabeza hacia la cocina.)¿Y le pasa algo a mamá?

MARGARITANo sé, tío. Lleva un par de semanas un poco rara. A veces viene a mi cuarto, a ver qué estoy haciendo.

NARCISO¿Mamá? ¿En serio?

MARGARITAY el otro día me preguntó cómo me iban las cosas, y por el instituto.

NARCISO¿Por el instituto?

MARGARITAPor el instituto.

NARCISO¿Y tú qué le dijiste?

MARGARITAPues que bien. Que tenía todo aprobado, y que se fuera de mi cuarto, que estaba chateando.

NARCISOQué raro... ¿Se estará muriendo?

MARGARITAPss. A lo mejor.

NARCISOHuy, pues entonces a lo mejor esta reunión sí que es sobre la herencia. Ojalá.

MARGARITA mira mal a su hermano.

NARCISOLo de la herencia. Lo de que se muera, no, claro. Claro. Oye, seguro que tienes fotitos ahí con tus amigas en la piscina y eso, ¿eh?

MARGARITAAjá.

NARCISOEnséñamelas, anda.

MARGARITA(Sin muchas ganas.)Vente. Tengo el portátil en mi cuarto.

NARCISO y MARGARITA salen de escena. Se oyen voces desde fuera.

ALBERTO¡Au!

LLUVIA¿Estás bien?

ALBERTO¿Qué hace esta maceta aquí?

LLUVIAEs un cactus. ¿Te duele?

ALBERTONo mucho...

LLUVIAA ver...

Llaman a la puerta.

LLUVIANo tienes nada.

ALBERTO¿Seguro?

LLUVIASeguro.

LOLA aparece, seguida de JESÚS, directos hacia la puerta. JESÚS va muy cerca de LOLA. Habla en su oído.

JESÚSTic-tac-tic-tac-tic-tac-tic-tac.

LOLA se detiene antes de abrir la puerta, y hace un gesto violento con la mano para que JESÚS se calle. Obedece. Salen de escena y abren la puerta. Vuelven a entrar LOLA y JESÚS, seguidos de LLUVIA y ALBERTO.

LLUVIAAlberto, ella es Lola.

ALBERTOEncantado.

LOLAEncantada. No me habías dicho que traías a un invitado. Pero vamos, yo encantada. Ponemos otro plato y ya está. ¿Y tu hermano Daniel, cuándo llega?

LLUVIANo... no va a poder venir.

LOLA(A ALBERTO.)Ah, pues mira. Te comes tú su plato y ya está.

LLUVIAEstá en Zaragoza. Mi madre se ha puesto un poco pachucha y se ha ido allí con ella unos días.

JESÚSMiente.

LOLA¿Mantiene el mismo número de móvil?

LLUVIASí, sí creo.

LOLALo he estado llamando y no me lo ha cogido. Por eso te comenté que se lo dijeras tú.

LLUVIAVamos, no sé. A lo mejor ha cambiado de número o... Es que tiene dos: el del trabajo y el suyo. Y yo siempre le llamo al del trabajo, y ése siempre me lo coge. A lo mejor es eso. Que le has estado llamando al otro.

JESÚSSigue mintiendo. Pero no la culpes. Seguro que ha hecho todo lo posible para que ese malcriado viniera.

LOLAA lo mejor.

Silencio. LOLA sabe que LLUVIA está mintiendo, y LLUVIA sabe que ha sido pillada en su mentira.

LOLASentaos. Yo estoy preparando la cena. Voy a decirles a Narciso y a Marga que estáis aquí.

LLUVIA(Miente.)Dani me pidió que te dijera que sentía mucho no poder venir.

LOLA asiente sin decir nada. Ella y JESÚS salen de escena.

ALBERTONo se ha creído nada de lo que has dicho. El fruncimiento de las mejillas y el arqueo de cejas lo dejaban claro. Además, tú mirabas hacia otro lado cuando hablabas. Se veía a kilómetros que estabas mintiendo.

LLUVIAYa lo sé. Pero no es mi problema. Mi hermano Dani verá lo que hace. Además, seguro que ella ya se imaginaba que no iba a venir. Mi hermano lleva sin hablarla desde el funeral de mi padre.

ALBERTOTendrías que haberme dejado contárselo a mí. Como psicólogo, estoy entrenado para mentir de manera imperceptible al ojo humano. Mira.

ALBERTO pone cara de póquer y habla con voz de robot.

ALBERTOQué vestido tan bonito llevas. ¿A qué te lo has creído?

LLUVIA(Olisqueando.)¿No huele a quemado?

ALBERTO(Sacando una libreta y un bolígrafo del bolsillo.)¿Entonces te parece bien que utilice a tu familia como objeto de estudio para mi trabajo?

LLUVIAYa te he dicho que sí... Y siempre que no se enteren.

ALBERTONo voy a poner sus nombres, ni nada. Necesito recopilar casos reales de varias personas, para después intentar diagnosticar los posibles problemas psicológicos de cada uno. Que a lo mejor luego resulta que tu familia está más cuerda de lo que me has contado y me lo tengo que inventar todo. Pero por si acaso.

LLUVIAQue vale.

Entra en escena NARCISO.

NARCISO¡Hombre, mi no-hermana favorita!

NARCISO coge a LLUVIA y le hace dar una vuelta para mirarla de arriba abajo. A LLUVIA le gusta la simpatía de NARCISO.

NARCISOQué bellezón. Y un vestido precioso.

ALBERTOSí: Lo mismo he dicho yo.

NARCISO¿Y tú quién eres?

LLUVIAEs Alberto. Mi novio.

NARCISOAh, o sea, que eres tú el que está viviendo con mi hermana.

ALBERTOÉse soy yo.

NARCISO(Con desprecio a ALBERTO. A LLUVIA.)¿Él?

ALBERTOSoy psicólogo.

NARCISOAh, ¿sí?

ALBERTOSí. Bueno, técnicamente me falta aún una asignatura de la carrera, un trabajo que tengo a medias, pero vamos...

NARCISOAh, entonces "técnicamente" eres psicólogo, pero, "oficialmente", no eres nada.

ALBERTOHombre, tanto como nada...

NARCISO coge por la cintura a LLUVIA y la lleva contra sí.

NARCISO(Ríe.)Es broma, es broma, hombre. En esta familia somos muy bromistas, ¿a que sí, Lluvia?

NARCISO la zarandea un poco y ella le ríe la gracia. ALBERTO empieza a reírse y coge a LLUVIA por la cintura, por el lado libre. Durante unos segundos están los tres enganchados, con LLUVIA en el centro y riendo. Dejan de reírse. Silencio. NARCISO se suelta por voluntad propia. MARGARITA entra en escena.

MARGARITAHola.

LLUVIAHola, Marga. Te acuerdas de Alberto, ¿no?

MARGARITASí, sí. Hola.

ALBERTOHola.

NARCISOAh, ¿sí? ¿Ya lo conocías?

LLUVIASí, nos la encontramos mientras hacía cola para el casting de Rap-Star.

NARCISO¿El casting de Rap-Star?

MARGARITA¡Te dije que no se lo dijeras a nadie!

NARCISO(Comienza a reírse.)¿Rap-Star? ¿El concurso ése de raperos de la tele? ¿Tú? ¿Rapera?

NARCISO ríe durante un buen rato. Más rato de lo que se habría reído una persona normal, por muy gracioso que fuera el motivo.

MARGARITA¿Sabéis que han despedido a Narciso?

NARCISO(Parando de reír.)Chsss. Niña, que era una broma. No hace falta inventarse mentiras sobre mí. Es que me ha impactado... No me esperaba yo que tú rapearas. ¿Y tienes un nombre de rapera?

MARGARITANo.

NARCISOSeguro que sí.

MARGARITAQue no.

NARCISOAnda, no seas tonta, si estamos en confianza.

NARCISO señala a ALBERTO.

NARCISOBueno, menos por él.

MARGARITAPero no se lo digáis a nadie.

NARCISOQue no.

MARGARITA hace un gesto a LLUVIA.

LLUVIAQue no.

MARGARITAFucker-Rapper.

NARCISO vuelve a reír. Igual que antes. Sólo que peor, porque ya es la segunda vez que lo hace, y por lo tanto, es el doble de desconsiderado.

LLUVIA¡Narciso!

NARCISO(Acabando la risa.)Vale, vale. Es sólo que... Qué nombre.

ALBERTOA mí me parece un gran juego de palabras. Fucker es de... Bueno, de fucker...

NARCISO(Colocándose la corbata.)Sí, sé de lo que me hablas.

ALBERTO...y rapper, en inglés, es rapero. Pero también casi violador, o sea que es rapera y violadora. Es una folladora-rapera-violadora. O sea que viola con sus rapeos...(Todos miran a ALBERTO con escepticismo.)Sí, ahora que lo pienso tampoco está tan bien.(Titubeante)¿Es... el nombre es... por eso que he dicho?

MARGARITANo, es sólo rapper de rapera.

ALBERTOAh, pues... mejor, mejor. Violar no... no está bien.

Silencio.

LLUVIA¿Quieres que te enseñe el cuarto que tenía cuando vivía aquí?

ALBERTOAh, vale.

NARCISOElla y yo compartíamos cuarto, ¿sabes? Nos hemos visto en ropa interior así de veces.

LLUVIAQué tonto. No tantas.

NARCISOAlgún pezoncillo también he visto, ¿verdad, Lluvia? Aquella noche que llegamos tan borrachos, que no eras capaz de ponerte el pijama.

LLUVIA(Riendo.)Calla, calla. Tú tenías todo esto mojado.

LLUVIA pasa su mano muy cerca, pero sin tocar, de la bragueta de NARCISO.

NARCISOSí, y tú todo esto lleno de whisky... Y entonces yo...

NARCISO pasa la mano muy cerca, pero sin tocar, de los senos de LLUVIA. NARCISO se lleva la mano a los pantalones, como si fuera a desabrocharlos.

ALBERTO(Interrumpiendo. Incómodo. Empujando a LLUVIA hacia fuera de escena.)¡Ah! Qué gran anécdota familiar. Estoy ansioso por ver el cuarto dónde pasó.

LLUVIASí, ven, sígueme.

LLUVIA sale de escena. NARCISO agarra del brazo a ALBERTO.

NARCISO(Socarrón.)A ver qué vas a hacer con mi hermana en el cuarto...

ALBERTO(Riendo la gracia.)Nada, hombre.

NARCISO(Apretando más fuerte el brazo de ALBERTO. Serio y amenazante.)No. En serio. A ver qué vas a hacer con mi hermana en el cuarto.

ALBERTO se suelta algo asustado. Sale de escena lentamente.

NARCISOEstos dos duran dos días.

MARGARITAAjá.

MARGARITA saca su móvil y se tira en un sillón. Desde fuera, se oye ruido de una maceta rota y un grito de HERNÁN.

HERNÁNAy, pero hija de...

FLOROh, Dios mío. ¡Hernán! ¡Hernán!

Empiezan a llamar al timbre como locos.

FLOR¡Socorro! ¡Socorro!

Ni MARGARITA ni NARCISO se mueven.

MARGARITAEs Flor.

NARCISOYa.

Siguen llamando a la puerta.

FLOR¡Una ambulancia, una ambulancia por favor!

LOLA entra en escena, directa hacia la puerta.

LOLA¿Pero qué pasa? ¿Por qué no abrís?

MARGARITAEs que no sabemos quién es.

LOLA sale de escena. Vuelve a entrar, acompañada de FLOR y HERNÁN.

HERNÁN es un hombre tradicional. Lleva chaleco de punto, una camisa blanca debajo y unos pantalones de vestir caquis, con sus correspondientes zapatos. Lleva unas gafas redondas, y un maletín que porta con la mano libre.

Con la mano ocupada está sujetándose la cabeza, que está llena de basura de planta.

HERNÁNEs que a ver a quién se le ocurre poner una maceta con droga ahí en mitad de la puerta.

LOLANo es droga. Era un cactus.

HERNÁNSe fumará igual, ¿no? Vosotros los hippies os fumáis hasta el perejil.

FLOR¡Pero llamad al 112!

NARCISOSin saldo.

MARGARITASin móvil.

HERNÁNNo, no, estoy bien, cariño. Ya me esperaba yo que me pasara algo así en esta casa. No me pilla de susto.

LOLA se queda mirando la puerta, a la espera de algo.

LOLAFlor, ¿y las niñas?

FLORNo las hemos traído. Están con la madre de Hernán. Era un viaje muy largo. Luego se ponen muy pesadas. Ya sabes.

LOLAVivís a media hora de aquí.

FLORYa bueno, pero si cenamos, se hace tarde... Así se acuestan a su hora.

HERNÁN(Limpiándose la cabeza.)Es muy importante que duerman sus ocho horas, de diez y media de la noche a seis y media de la mañana.

MARGARITATío, ¿levantáis a las niñas a las seis de la mañana?

HERNÁNBueno, perdona, Margarita, punto primero, no soy tu tío, creo que te lo he dicho ya alguna vez. Soy tu cuñado, o cuñastro, o medio-cuñado. Y punto segundo, sí, las levantamos a las seis y media de la mañana.

FLORAsí podemos ir en familia a misa de a siete y cuarto. Ellas antes de ir al cole, y nosotros antes de ir a trabajar.

MARGARITA, muy seria, simula, con su dedo índice, corazón y pulgar, tener una pistola apuntando directamente a su sien. Mueve el pulgar, que acciona la pistola. Hace el ruido del disparo con la boca, y con la mano libre, simula que el cerebro le sale volando por el otro lado.

LOLAPodríais haber traído a las niñas.

FLORLa próxima vez, mamá.

LOLA no dice nada, y vuelve a la cocina.

HERNÁNNarciso, amigo, ¿qué tal? ¿Cómo va la venta de TDTs?

NARCISOAh... Bien, bien. Viento en popa. Ganando dinero a espuertas.

HERNÁNMe alegro de oír eso.

FLOR¿En serio? ¿La gente aún necesita comprar TDTs? ¿No tiene ya uno todo el mundo?

NARCISOSí, bueno, pero ahora los que vendo son los de Gol TV, Canal +... Con esos me llevo tres veces más comisión que antes.

FLORPero venderás veinte veces menos.

NARCISOSí, bueno, pero ya conoces mis cualidades de vendedor.

FLORYa. Por eso lo digo. Y tú, Margarita, ¿tienes alguna E.T.S. que contarnos?

MARGARITAPero bueno tía, ¿tú te pinchas o qué?

FLORHernán me ha dicho que te ha visto por el instituto con unos y con otros.

MARGARITA¿Qué?

HERNÁN(Ríe nervioso.)No, no. Lo que yo dije... Lo que yo dije, cariño, amor, cielo, es que procuraras no acercarte mucho a ella esta noche porque, vista la cantidad desmesurada de chicos con los que anda por el instituto, podría pegarte algo. Lo que me recuerda...

HERNÁN abre su maletín, saca un gorro de cirujano y se lo pone.

NARCISO y MARGARITA miran el gorro. Mientras, HERNÁN se enfunda unos guantes de látex.

Fin del fragmento. Descarga el PDF completo para saber cómo continúa.